¿Cómo puedo hacer prácticas si ya no voy a la Universidad?

Las prácticas no laborales en empresas es una de las mejores herramientas para la inserción laboral de los egresados universitarios.

Así lo indican los datos publicados recientemente sobre la inserción laboral de los egresados, con tasas de empleo superiores al 70% al cuarto año y 85% al quinto.

La inserción laboral de los estudiantes es una de las cuestiones que más preocupan a todos los alumnos universitarios y de formacion profesional cuando van a finalizar sus estudios y se quieren incorporar al mercado de trabajo.

En el último informe “Datos y cifras del sistema universitario español” para el curso universitario 2019-2020 publicado por el Ministerio de Universidades del Gobierno de España, destaca que la inserción laboral de los egresados españoles tras trascurrir cuatro años es superior al 70%. Así por ejemplo. De los egresados universitarios del curso 2013-2014 el 71,6% estaban afiliados a la Seguridad Social en el año 2018, de ellos, el 51,7% con contrato indefinido.

Otro dato según el INE, en su última encuesta de inserción laboral de titulados universitarios del año 2019: La tasa de empleo en 2019 de los graduados universitarios del curso 2013-2014 fue del 86,1%. La de titulados en Máster, del 87,3%.

Estos datos aunque no son del todo alagüeños -podrían ser mejores-, sí que debe empujar a todos los estudiantes a utilizar todos los instrumentos que están en su mano que incitan a la acción para estar mejor preparados para su ingreso en el mercado laboral y desarrollo profesional: formación superior y especializada, desarrollo de marca personal y networking, obtención de méritos y logros, experiencias laborales adquiridas a través de prácticas, etc.

Es innegable que la parte práctica de una formación es tan importante o más que el aprendizaje teórico. Esto lo proporciona los cursos que incluyen en sus programas formativos las prácticas no laborales en empresa de forma obligatoria ( prácticas curriculares ) o bien aquellos que ofrecen de forma complementaria y voluntaria al estudiante ( prácticas extracurriculares ). Son formaciones universitarias que se realizan como prácticas académicas externas .

A pesar de las críticas que puede suscitar las prácticas y becas, por la precariedad laboral en la que puede derivar, es innegable su utilidad para el estudiante, como vínculo y puente entre el sistema educativo y el mundo empresarial y laboral.

Las prácticas no laborales van a permitir introducir al estudiante en el mundo empresarial y en el mercado laboral. Es el primer gran salto, el primer escalón de una futura trayectoria profesional y una forma de demostrar en su curriculum que se tiene una experiencia laboral.

El problema es que una vez finalizados los estudios universitarios, todavía muy jóvenes y con apenas experiencia, los estudiantes no pueden seguir realizando convenios de prácticas a través de sus universidades.

Y todos sabemos que, la experiencia laboral es un requisito necesario de acreditar en todas la ofertas de las empresas, y por tanto una de las principales barreras para poder acceder a un puesto de trabajo.

La solución nos la ofrecen Escuelas online que ofertan cursos online relacionados con las prácticas. Éstos te que permiten realizar convenio de prácticas con la empresa.

Hacer prácticas en empresa va a suponer una de las palancas iniciales para dar el salto al mercado de trabajo y lanzar tu desarrollo profesional.

Un ejemplo de ello es Aulaformacion Business School. En esta escuela encontraras ambas palancas en su oferta académica: Programas formativos con prácticas curriculares y otros programas que ofrecen prácticas extracurriculares, y que te permitirán la realización de convenios de prácticas con empresas.